miércoles, 13 de septiembre de 2017

¿Por qué crees necesitar el nuevo Iphone?


Yo mismo (Borja Montaño) me declaro fan de Apple, he dado a la empresa de la manzana sumas cantidades de dinero por sus productos. ¿Y vosotros? Sea como fuere, el objetivo de esta página es más bien científico, queremos analizar como la economía y en este caso, el buen marketing nos influye. Así lo llevamos haciendo con artículos de científicos y catedráticos que trabajan con nosotros y en esta ocasión os dejo la opinión de la amiga M. Victoria S. Nadal, columnista nada más y nada menos que de "El País".


El nuevo iPhone X ya ha visto la luz. Y ya todos saben que tendrá un diseño diferente, pantalla OLED y que ha perdido el característico botón de home que ha acompañado todas las ediciones desde aquel lejano 2007. Ya hay muchas personas que quieren tener un terminal, seguramente desde hace días, mucho antes de que la compañía lo presentase a bombo y platillo. Ah, por cierto: muchos de ellos todavía tienen un iPhone que funciona perfectamente, pero necesitan el nuevo. El autoengaño, la necesidad de pertenencia y de tener un estatus social concreto pueden estar detrás de esa sensación que te mueve el estómago y llega al cerebro en forma de pensamiento culpable con un "¡lo quiero!"
En Apple son expertos en desarrollar productos que satisfacen estas necesidades. Es una marca muy potente a la que la sociedad ha asociado unos valores que son deseables. Y la asociación que se hace es que si tienes sus productos, tienes esos valores. "Apple da cierto estatus social y sus productos son símbolo de un estilo de vida", cuenta Javier Rovira, consultor y profesor de marketing en ESIC. Además, la compañía de la manzana ha conseguido un nivel de fidelización difícil de imaginar en otras marcas. Sus consumidores —mil millones en todo el mundo— son los más leales del mercado y ya no son solo usuarios, son auténticos fans.

Cuando cambias tu iPhone por el último modelo —aunque en el fondo sabes que no te hace falta— intentas encontrar motivos para justificar la compra, sobre todo ante ti mismo. Es lo que los psicólogos llaman disonancia cognitiva. Los beneficios que aportan los móviles nuevos no suelen ser sustanciales respecto al modelo inmediatamente anterior. Por eso "necesitamos encontrar todos los argumentos racionales posibles para justificar nuestra decisión". Así lo explica la psicóloga Elisa Sánchez. "Aquí está incluido el autoengaño, como exagerar la necesidad, autoconvencerte de los beneficios del nuevo teléfono o lo obsoleto que está el actual". Seguro que estás pensando: "A mí esto no me pasa". Pero lo interesante de este proceso mental es que es inconsciente, así que es difícil que sepas identificarlo cuando te está sucediendo.
A esto hay que añadir que no se trata de una cuestión racional, sino puramente emocional. Racionalmente, no tiene sentido gastar 1.000 euros —el precio de lanzamiento que tendrá el iPhone X— en un teléfono que, en esencia, hace lo mismo que el que ya tienes. Pero hay algo mucho más visceral que la lógica: la necesidad de pertenencia y autorealización, las otras dos culpables de que estés enganchado a Apple. La compañía de la manzana da cierto estatus social y personal. Y nosotros queremos estar a la altura. "Hay una parte de reconocimiento por parte de los demás, te gusta que sepan que estás a la última o que tienes cierto poder adquisitivo, que perteneces al club de Apple", explica Javier Rovira.
Respecto a esto, los psicólogos señalan un dato curioso: no necesitamos el móvil, sino la imagen que proyectamos cuando lo utilizamos, en especial si es el último modelo. "Hablamos de la aceptación de los demás, el respeto, cómo nos valoran por tener la última tecnología... no es una necesidad material, sino emocional", explica nuestra psicóloga Elisa Sánchez.
Otro ejemplo de lo irracionales que son estas necesidades es que hay gente que desea tener el último iPhone sin saber muy bien qué mejoras tiene. Mantener la intriga hasta el último momento es una de las estrategias de Apple para crear el hype y la expectación. Y eso también nos engancha: nuestro cuerpo reacciona físicamente. "Ahora mismo, los fans que están esperando el teléfono están generando una carga hormonal mayor que cuando ya lo tengan", explica Rovira. Se refiere a las llamadas hormonas de la satisfacción. El marketing ha hecho bien su trabajo y ha conseguido que a muchos seguidores de Apple no les importe estar pagando su nuevo móvil durante dos años. Aproximadamente, el tiempo que tardará en salir la nueva versión.

Un objeto de culto

En los últimos 10 años, Apple se ha alzado y quedado en los puestos más altos del mundo empresarial. Está entre las marcas más reconocidas del mundo y es una de las cinco primeras por capitalización bursátil. Además, ha demostrado que innovar sale rentable.
Los productos de Apple son más caros, pero consiguen generar nuevas categorías de producto. Comienzan con una gran cuota de mercado, que después mengua a medida que llegan nuevos competidores, pero se mantienen en la cúspide de precios con unos beneficios superiores al resto. Antes de que el producto pase de moda, ya han creado el siguiente objeto de culto.

sábado, 19 de agosto de 2017

La izquierda y la derecha políticas...Análisis económico

Borja Montaño
Doctor en economía
Departamento de Análisis Económico Aplicado (Universidad de Alicante)
Director de Ciencia Económica
@BorjaMontano











A menudo cuando doy clase a mis chicos me he dado cuenta de las grandes confusiones que existen con lo que es la "derecha política" y la "izquierda política". Y no es para menos, porque son varias las características que se englobarían en cada vertiente política. El problema surge cuando ciertos representantes políticos toman posturas que pertenecen a la izquierda para unas cosas y a la derecha para otra.

Sin ir más lejos, a mi me ha pasado que hablando con alguna persona del régimen Franquista en España, que es en definitiva un modelo fascista, he visto como mi interlocutor identificaba erróneamente ciertas intervenciones de política económica intervencionistas como propias de la derecha. En lo puramente económico la derecha sería sobre todo el liberalismo y la izquierda el intervencionismo pero quedarnos con esta definición nos haría entrar en conflicto con en el entender de mucha gente de modo que entremos a analizar la cuestión con más detalle.

LA DERECHA POLÍTICA:

Dada la heterogeneidad de las posturas de la derecha política es difícil dar una definición de este concepto que englobe a todos los movimientos derechistas. Quizás una aproximación sea que mientras que en los movimientos de izquierda la igualdad social es uno de los objetivos prioritarios del programa político, en los movimientos de derecha esta igualdad no tiene un papel tan central; a veces los movimientos de derecha propugnan el elitismo o el mantenimiento de ciertas diferencias entre los miembros de la sociedad (sobre todo diferencias económicas); sin embargo, la igualdad social sigue siendo parte del proyecto político de la derecha, aunque sin la centralidad que tiene este objetivo para la izquierda.
Se analizarán los tres movimientos de derecha más importantes en la historia reciente y la actualidad de Europa y el mundo capitalista en general: el liberalismo, el conservadurismo y el fascismo.
EL LIBERALISMO:
Movimiento ideológico que defiende el libre mercado e intenta evitar, en lo posible, la intervención del estado en la economía, en particular, y en la sociedad civil, en general. Este movimiento considera que la libre iniciativa y la competencia son los motores que crean riqueza social; por lo tanto, la intervención del estado es entendida como una injerencia totalitaria.
La libre competencia es un valor clave para el liberalismo. Del mismo modo que en el orden natural la competencia entre los seres genera un ecosistema estable y sostenible, en la economía de un colectivo la competencia entre productores permite que el mercado se amolde a la demanda y la satisfaga convenientemente. La intervención del estado entorpece este orden natural y lo corrompe.
Para el liberal los derechos individuales son fundamentales. El derecho a la propiedad de los individuos y los colectivos debe ser respetado por el estado que no debe tener autoridad, o la tenerla en mínima medida, para erosionar las posesiones de los individuos con impuestos. Los servicios sociales deben ser dejados en mano de particulares, ya que si están en mano del estado se produce una competencia desleal y, además, impide el crecimiento económico del colectivo.
Muchos liberales, aún cuando se encuadren dentro de la derecha, mantienen posturas tan aparentemente de izquierda como el derecho al aborto, al matrimonio homosexual o al consumo y venta de drogas. Téngase en cuenta que todos los derechos anteriores son derechos individuales sobre los que el estado, para un liberal estricto, no tiene porque entrometerse. Otros liberales, sobre todo en EE. UU., critican los sistemas públicos de sanidad o los sistemas de pensiones del estado; estos sistema sobrecargan, según ellos, a los ciudadanos con impuestos y frenan la libre competencia.
El liberalismo más extremo y muy poco usual en Europa es el minarquismo. Este movimiento propugna un estado mínimo que sirva únicamente para defender la propiedad y la libertad de los individuos. El control del estado sobre los medios de transporte, sanidad, educación o sobre el mercado debería desaparecer. En esta situación, sin apenas impuestos y sin injerencia estatal los individuos se relacionarían social y económicamente en libertad.
CONSERVADURISMO:
Movimiento ideológico que defiende valores familiares o religiosos y se muestra cauto ante las innovaciones sociales. El conservadurismo, excepto extremos muy minoritarios, no es contrario a la innovación científica y tecnológica.
Aunque se alía frecuentemente con partidos liberales, el conservadurismo, tradicionalmente, no se ha opuesto al intervencionismo del estado en asuntos económicos. Aunque dentro del conservadurismo hay muy diversas corrientes, generalmente este movimiento se muestra favorable a la intervención del estado en asuntos como la sanidad, educación, recursos sociales básicos. De este modo, el conservador considera al estado como un garante más de la familia y del orden social naturalmente establecido.
El conservadurismo suele ser también nacionalista. Defiende la identidad nacional del grupo social y es más o menos combativo con las innovaciones culturales foráneas. Muchos partidos políticos que luchan por la independencia de una región son conservadores y, por lo tanto, de derecha.
La familia tradicional es otro valor importante para el conservadurismo. La defensa de esta institución es una pieza clave en el discurso político del conservador. Además el conservadurismo acentúa el papel social del individuo: cada persona pertenece a una colectividad ante la que es un sujeto moral responsable.
Especialmente importante en Europa es la corriente conservadora de la democracia cristiana. Esta corriente defiende la tradición cristiana de Europa y las costumbres a ella asociadas. La política democristiana considera que el estado debe cuidar y proteger a los más desfavorecidos con un sistema de asistencia pública. La moral pública defendida por la democracia cristiana es la del catolicismo con algunos matices; por lo tanto, el democristiano tenderá a oponerse al aborto, la eutanasia, la legalización de las drogas, el matrimonio homosexual, etc.

EL FASCISMO:

El fascismo es un movimiento político surgido a principio del siglo XX. Su ubicación dentro de la derecha es rechazada por algunos autores pero el uso común es considerarlo un movimiento de extrema derecha. Debido a la crisis económica su importancia en la política europea es cada vez mayor.
A diferencia de los otros movimientos derechistas tratados, el fascismo no considera a la democracia capitalista un modelo político-económico válido. Frente a ella propone una sociedad fuertemente jerarquizada y militarizada. Un nacionalismo ferviente también acompaña a los movimientos fascistas.
En lo económico el fascismo propone diversos modelos pero todos ellos coinciden en un fuerte intervencionismo estatal. Los movimientos fascista, por lo tanto, defienden un sistema estatal asistencial en mayor o menor medida.
Los derechos individuales, para esta corriente, son dependientes de los derechos colectivos y no son, en ningún caso, derechos inalienables. El deber del individuo hacia su patria es absoluto. El nacionalismo impregna buena parte de la práctica política del fascismo, siendo el engrandecimiento de la patria e incluso la conquista de otros territorios, objetivos políticos recurrentes del discurso fascista. Frecuentemente el fascismo llega, al defender un nacionalismo a ultranza, el racismo y la discriminación social.
Junto con el nacionalismo, el autoritarismo es otro rasgo sobresaliente del fascismo. La sociedad esta, más o menos, rígidamente jerarquizada y los roles sociales muy definidos. El ejército y la vida militar son idealizadas y se convierten en referente para la sociedad.
El fascismo al pretender una revolución social, propugna un “orden social nuevo” que rompa con el anterior para crear un orden total que englobe a una cuerpo social más o menos homogéneo (totalitarismo). Por esta razón el fascismo no siempre se ha relacionado amistosamente con el liberalismo o el conservadurismo.

LA IZQUIERDA POLÍTICA:

Al igual que la derecha, la izquierda política oscila entre un mayor o menor autoritarismo. A diferencia de la derecha plantea la igualdad social como meta prioritaria de su programa político, aunque en muchas ocasiones esa igualdad se consiga a costa de algunos derechos individuales como el de propiedad o el de libertad de empresa.
También como la derecha, los movimientos políticos izquierdistas tienen posiciones diversas sobre el capitalismo y la democracia. Para algunos el capitalismo es un sistema válido aunque es precisa la intervención del estado para garantizar la igualdad social; mientras que para otros grupos izquierdistas el capitalismo es un sistema intrínsecamente perverso que debe ser transformado de raíz. Igualmente existen movimientos izquierdistas defensores de la democracia burguesa instaurada en Occidente, y otros movimientos claramente contrarios a este sistema político.
Aunque las posiciones dentro de la izquierda son, al menos, tan ricas y diversas como en la derecha política, en este trabajo solo se van a analizar la socialdemocracia, el comunismo y el anarquismo.

LA SOCIALDEMOCRACIA:

En el siglo XIX surgieron en Europa movimientos obreros que proponían la redistribución de la riqueza entre la población, el método para lograr esta redistribución era la revolución social. Frente a este socialismo revolucionario, la socialdemocracia nació a finales del XIX como un intento de conseguir la redistribución de las riquezas y una mayor igualdad social a través de elecciones democráticas.
La socialdemocracia se ha mantenido más o menos alejada de las concepciones revolucionarias y utopistas de otros movimientos de izquierda. Los socialdemócratas defienden a ultranza la democracia burguesa como sistema político válido.
En lo económico defienden un capitalismo reformado. Para el socialdemócrata, aunque el capitalismo es el sistema económico imperante y ha aportado beneficios indudables al género humano, la tesis liberal de que el capitalismo genera por si mismo felicidad a la mayoría del género humano es falsa. La avaricia de los ricos o la desigualdad de oportunidades hacen que en el capitalismo sin regulación surjan estratos de población de desheredados que mal viven en la miseria. El estado debe velar por estos sujetos más débiles y regular el mercado para subsanar estas irregularidades. La socialdemocracia, junto con los conservadores, ha sido una gran defensora del estado del bienestar, según el cual el estado debe proveer a los ciudadanos de los servicios asistenciales básicos. Este movimiento ideológico tiende a extender lo más posible este concepto de “servicio asistencial básico” por lo que suele ser necesario aumentar los impuestos para mantener los servicios asistenciales.
Los autores de esta corriente ideológica defienden en lo social la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos independientemente de sexo, raza, religión u orientación sexual. Por esto el programa socialdemócrata suele acoger el reconocimiento de derechos para las minorías (minusválidos, homosexuales, personas dependientes…) o para colectivos marginados (inmigrantes, mujeres, etc.).

EL COMUNISMO:

Aunque ha habido teorizaciones políticas comunistas desde Platón (IV a.e.c) se entiende aquí comunismo como la ideología política inspirada por la obra del filósofo alemán Karl Marx.
El comunismo propone la máxima igualdad social posible. Esto es inviable dentro de un sistema democrático burgués y capitalista. El capitalismo es el sistema creado por los predadores para rapiñar a sus presas, promueve desigualdades al promover la acumulación de capital. Por lo tanto, en defensa de la sociedad, el estado, creen los comunistas, debe controlar la economía del país de manera más o menos absoluta. De este modo, el estado planifica la economía de un territorio, las necesidades, a que van dirigidos los recursos, etc.
En los regímenes comunistas el estado posee los medios de producción de riqueza como las fábricas; los obreros dan la mayor parte de la fuerza de su trabajo al estado pero a cambio reciben de este alojamiento, trabajo, comida, etc. Es importante subrayar que en una economía planificada como la que existe en los países estrictamente comunistas no existe el paro ni la pérdida de vivienda por embargo bancario, por ejemplo. Los medios de trasportes públicos como trenes y autobuses son gratuitos o muy baratos.
En los países comunista existe un solo partido, el partido comunista, que es el que toma las decisiones y delibera. Como todo el mundo puede entrar a formar parte del partido, los comunistas no creen que se esté negando la participación política a nadie. La democracia capitalista es incompatible con el comunismo ya que, desde la interpretación comunista, en las democracias burguesas los órganos del poder y de los medios de comunicación son ocupados por la élite económica o sus fieles vasallos que promueven los valores y la ideología de tales élites.
Por lo tanto, en los países comunista no existe libertad de prensa como se entiende en los países capitalistas. En ocasiones hay censuras y no se puede criticar abiertamente al régimen sin ser acusado de “traidor a la patria”. La disidencia política no comunista está más o menos perseguida. Debe tenerse en cuenta que en tanto que el estado provee de todo a sus ciudadanos ejerce o puede ejercer un fuerte poder sobre ellos, por lo que son regímenes políticos que caen fácilmente en el autoritarismo y en cierta falta de respeto hacia los derechos individuales. No obstante, existen y han existido muchos países comunistas, cada uno con sus peculiaridades, en alguno de los cuales los derechos individuales eran más respetados que en otros.
Un ejemplo de país comunista en la actualidad podría ser Cuba.
EL ANARQUISMO:
Al igual que el comunismo, el anarquismo suele ser considerado un movimiento izquierdista revolucionario. Tal consideración puede ser cuestionada. Los anarquistas prentenden llegar a la igualdad social mediante la revolución. Sin embargo, su perspectiva del proceso  revolucionario es muy diferente a la del comunismo por lo que estos dos movimientos han estado en continuo conflicto.
El anarquismo critica al capitalismo por las mismas razones que el comunismo. El capitalismo promueve la desigualdad social y la depredación de los más poderosos (ricos) sobre los más débiles (pobres). En tanto que el motor del capitalismo es la acumulación de capital deja a una capa de población sin parte en la riqueza social.
Sin embargo, y en esto se separa profundamente del comunismo, el anarquismo también critica al estado. El estado es una estructura política creada bajo la base de que unos hombres deben dominar sobre otros y dirigir sus destinos. Desde la perspectiva anarquista no es posible la igualdad social mientras persistan este tipo de estructura del poder ya que el poderoso frente al que no tiene el poder, representa la diferencia social más radical de todas. Por esta razón el anarquismo propone la destrucción del estado y su sustitución por comunas independientes en las que la democracia sea directa y no representativa; es decir, que cada cual en la asamblea posea derecho a hablar y a votar sobre los asuntos a debatir. Los medios de producción pertenecerán al colectivo de la comuna que decidirá como utilizarlos, obviamente para el bien común.
El anarquismo es respetuoso con los derechos individuales que no dañen la economía colectiva; por esta razón no reconoce al individuo derecho a la propiedad de los medios de producción. Los movimientos anarquistas, por lo tanto, reconocen la igualdad de derechos de todos y la máxima amplitud de estos derechos.

jueves, 10 de agosto de 2017

El modelo de economía japonés




¿Qué pasó con la economía japonesa? Recordemos los tiempos en que era un referente para todos y como sabéis, esto no es ya tan así. En esta artículo vamos a analizar los motivos, gracias por seguirnos y para cualquier cosa nos tenéis en la página de Facebook... Borja Montaño.



Hace una generación, Japón era admirado —y temido— por todos por ser un dechado de virtudes económicas. Los best sellers de temas empresariales ponían guerreros samuráis en la portada y prometían enseñar los secretos de la gestión japonesa; las novelas de suspense de autores como Michael Crichton describían a las empresas japonesas como gigantes imparables que afianzaban rápidamente su dominio sobre los mercados mundiales.


Luego, Japón se hundió en una crisis económica aparentemente interminable y la mayor parte del mundo perdió el interés por él. La principal excepción fue un grupo relativamente pequeño de economistas, un grupo al que casualmente pertenecían Ben Bernanke, ahora presidente de la Reserva Federal, y el que suscribe. Estos economistas obsesionados con Japón veían los problemas económicos del país isleño no como una demostración de la incompetencia japonesa, sino como un mal augurio para todos nosotros. Si un país grande, rico, políticamente estable podía sufrir un tropiezo tan grave, se preguntaban, ¿no podría sucederles algo muy parecido a otros países similares?

Como era de esperar, podía suceder y sucedió. Actualmente, todos somos, desde un punto de vista económico, japoneses, y esta es la razón por la que el experimento económico que se está llevando a cabo en el país donde todo empezó es tan importante no solo para Japón, sino para el mundo.

En cierto sentido, lo verdaderamente extraordinario de la abeconomía —el radical cambio de rumbo hacia el estímulo monetario y fiscal adoptado por el Gobierno del primer ministro Shinzo Abe— es que nadie más está intentando hacer algo parecido en todo el mundo desarrollado. De hecho, Occidente parece dominado por el derrotismo económico.

Nadie más está intentando hacer algo parecido en todo el mundo desarrollado

En Estados Unidos, por ejemplo, sigue habiendo más de cuatro veces más parados de larga duración que los que había antes de la crisis económica, pero parece que los republicanos solo quieren hablar de falsos escándalos. Y, para ser justos, también hace ya mucho que el presidente Obama no dice nada convincente en público sobre la creación de empleo.

Aun así, al menos EE UU está creciendo. La economía europea ha vuelto a entrar en recesión y, de hecho, durante los seis últimos meses ha crecido un poco menos que entre 1929 y 1935, y mientras tanto, sigue batiendo nuevos récords de paro. Pero no hay ningún indicio de cambios importantes en las políticas. Como mucho, puede que se contemple una ligera suavización de los despiadados programas de austeridad que Bruselas y Berlín están imponiendo a los países deudores.

A los funcionarios japoneses les resultaría fácil justificar su inacción con los mismos pretextos que escuchamos por todo el Atlántico Norte: están atados de pies y manos por una población que envejece rápidamente; a la economía le pesan mucho los problemas estructurales (y los problemas estructurales de Japón, especialmente, la discriminación contra la mujer, son legendarios); la deuda es demasiado alta (mucho más alta, en relación con la economía del país, que la de Grecia). Y en el pasado, los funcionarios japoneses han sido de hecho muy aficionados a ofrecer excusas como esas.

La verdad, sin embargo —una verdad que el Gobierno de Abe parece comprender—, es que el estancamiento económico agrava todos estos problemas. Impulsar el crecimiento a corto plazo no curará todos los males de Japón, pero, si se consigue, puede ser el primer paso hacia un futuro mucho más halagüeño.

¿Y qué tal está funcionando la abeconomía? La respuesta menos arriesgada es que todavía es demasiado pronto para saberlo. Pero los primeros indicios son buenos (y no, la repentina bajada de las acciones japonesas el jueves no cambia eso).

Japón ha entendido que el estancamiento económico agrava todos estos problemas

Las buenas noticias empiezan con un crecimiento de la economía de Japón sorprendentemente rápido durante el primer trimestre de este año; en realidad, considerablemente más rápido que el de Estados Unidos, mientras que la economía de Europa seguía contrayéndose. Uno nunca quiere sacar demasiadas conclusiones de las cifras de un solo trimestre, pero esa es la clase de cosas que queremos ver.

Mientras tanto, las acciones japonesas se han disparado, a la vez que el yen ha bajado. Y, en el caso de que se lo estén preguntando, un yen débil es una noticia muy buena para Japón porque hace que las exportaciones del país sean más competitivas.

Algunos observadores han dado la voz de alarma por la subida de los tipos de interés a largo plazo de Japón, aun cuando dichos tipos siguen por debajo del 1%. Pero la suma de los tipos de interés en ascenso y la subida de los precios de las acciones indica que ambos reflejan un aumento del optimismo, no inquietud por la solvencia japonesa.

No cabe duda de que la bajada de los precios de las acciones japonesas el jueves hace una pequeña mella en esa valoración optimista. Pero las acciones siguen estando mucho más altas que el año pasado, y soy lo bastante mayor para recordar el lunes negro de 1987, cuando las acciones estadounidenses bajaron de repente más de un 20% sin motivo evidente y la recuperación económica que se estaba produciendo no se resintió en absoluto.

De modo que el dictamen general sobre el intento de Japón de darle la vuelta a su economía es, de momento, positivo. Y esperemos que este veredicto se sostenga y se reafirme con el tiempo. Porque si la abeconomía funciona, cumplirá un doble propósito: dará a Japón un impulso muy necesario, y a los demás, un antídoto todavía más necesario contra el aletargamiento político.

Como he dicho al principio, en este momento, el mundo occidental parece haber sucumbido a un caso grave de derrotismo económico; ni siquiera estamos intentando resolver nuestros problemas. Eso tiene que cambiar; y a lo mejor, solo a lo mejor, Japón puede ser el instrumento de ese cambio.

Autor: Paul Krugman es profesor de Economía de Princeton y premio Nobel de 2008.

sábado, 8 de julio de 2017

Apple "El egoísmo individual es lo mejor para la sociedad"



¿Recordáis aquella idea de que el egoísmo individual lleva a la sociedad a su mejor resultado? Os reto a recordar de quien era.... (En esta página nos gusta enseñar y opinar) ✌. Efectivamente...Adam Smith

Pues Apple es un ejemplo de esta historia. Desde su "egoísmo individual", es decir desde su ánimo de lucro, han mejorado la sociedad con avances continuos para la sociedad. Veamos como, os dejo este vídeo y....Si esta entrada puede mejorar de alguna manera es con vuestros comentarios.

Ver vídeo

sábado, 24 de junio de 2017

¿Cómo reiniciamos la economía de un país?














Ahí os lanzamos este reto y estamos seguros de que tenéis mil ideas para lograrlo pero ojo, no caigáis en los típicos diagnósticos chapuceros de "cuñado" promedio o de barra del bar... Se trata de poner a funcionar la economía de una país que está mostrando graves problemas económicos.

En múltiples situaciones una economía se ha encontrado al borde de un colapso, llegados a este punto es de gran importancia que seamos capaces de hacer un diagnóstico fiel de cuales han sido las causas así como saber escoger las medidas correctoras más oportunas. La historia económica llegados a este punto puede ofrecernos numerosos ejemplos, algunos de los cuales han acabado en éxito, uno de ellos lo podéis ver en el vídeo de abajo (dónde hacemos el diagnóstico y aplicamos las soluciones), pero en otras ocasiones el resultado ha sido nefasto, por ejemplo cuando Rusia retornó al  capitalismo.


Ver vídeo





jueves, 1 de junio de 2017

Los 19 secretos de tu vecino rico



¿Por qué el es rico? Oye, igual tiene pensamientos distintos a los nuestros, quizás podamos aprender de él (o de ti, que también puedes dejar un comentario o mandárselo a Borja Montaño @BorjaMontano)

Aquí tienes 19 secretos que tu vecino millonario no piensa decirte, y que seguramente te diferencian de él y de su estilo de vida:
1. Él siempre gasta menos de lo que gana. De hecho, su mantra es, que a largo plazo es mejor esforzarte por ser anónimamente rico que aparentar estando en la pobreza.

2. Él sabe que la paciencia es una virtud. Lo más probable es que no te vas a convertir en millonario de la noche a la mañana. Si intentas parecerte a él, tu riqueza se irá acumulando gradualmente gracias a tus ahorros durante años.

3. Cuando visites su modesto hogar de tres alcobas y dos baños, te invitarán a tomar agua de la grifería y tomarás café regular. Y si por casualidad necesitas un aventón, pues bien, tendrás que hacerlo en su vehículo económico de 10 años de edad.
Si piensas que esto lo hace ver avaro, pregúntale si le importa (resulta que no!)

4. Él paga su tarjeta de crédito por completo cada mes, y si le preguntan a cuántas cuotas desea hacer cada compra, la única opción que considera es 1.
La razón para hacerlo así, es que es lo suficientemente inteligente para entender que no puede comprar algo si no tiene el dinero para hacerlo; además de entender de los beneficios de que trae utilizar este plástico.

5. Él logro entender a temprana edad que el dinero no compra la felicidad. Y que si desea llevar un estilo de vida donde su presencia no sea necesaria para generar ingresos, debe centrarse en buscar la independencia financiera.

6. Nunca olvida que la libertad financiera es un estado mental que llega al estar libre de deudas. Y mejor aún, que puede lograrse sin importar tu nivel de ingresos. 

7. Él sabe que conseguir un segundo trabajo de medio tiempo no solo incrementará su cuenta bancaria más rápido, sino que lo mantendrá ocupado–y estar ocupado te garantiza no gastar tu dinero en los tiempos libres.

8. Él entiende que el dinero es como un niño pequeño que es incapaz de manejarse por su propia cuenta. Después de todo, no puedes esperar que tu dinero crezca y madure como debería, sin alguna forma de manejo creíble.
9. Es un creyente de pagarte primero a ti mismo. Pagarte a ti primero es un principio fundamental de las finanzas personales y una excelente forma de construir tus ahorros y formar una disciplina financiera.

10. Si bien es posible ganarte la vida haciendo algo que no disfrutas, él se pregunta por qué lo haces sabiendo que la vida es tan corta.

11. Él sabe que no cumplir con el plan es como hacer un plan para fracasar. También es consciente que solo algunos pocos millonarios llegaron a su nivel de riqueza por cuestión de suerte. No solo necesitas desear y decir que quieres ser rico, debes trabajar para llegar a serlo.

Libros recomendados:

  
12. Cuando se refiere a sus objetivos, que desea alcanzar con sus ahorros, nunca sintió miedo de pensar en grande. Entendió que la grandeza y el éxito financiero necesita que tengas una visión mucho más grande de la vida que estás llevando.

13. Con el tiempo, este se enteró que trabajar duro puede compensar los errores financieros que cometes, y ten la seguridad que vas a equivocarte.

14. Él entiende que no puede controlar todo en su vida y que los desastres ocurren, razón suficiente para asegurar sus cosas en contra de los riesgos y situaciones que pueden ocurrir.
Lo único que necesitas para llegar a la ruina es tener algo qué perder; una situación como un divorcio, la muerte, la economía puede llevarte a perder el trabajo, a perder tus inversiones…

15. Él sabe que el tiempo es un aliado de los jóvenes. Es un afortunado de haber ahorrado dinero en sus veintes y disfrutar de la magia del interés compuesto en sus ahorros.

16. Él aprendió que no puedes gastar aquello que no ves, y es por esto que cree en los débitos automáticos de su cuenta tanto para las obligaciones como para sus ahorros. A medida que incrementa tu nivel de ingresos debes aumentar estos débitos para tus ahorros, no para tus gastos.

17. A pesar de tener un trabajo que ama, él no tiene la obligación de trabajar nunca más en su vida, ya que todo lo que tiene es propio, no posee deudas y sus inversiones le tienen garantizado su futuro.

18. A él no le impresiona que tengas un vehículo de gama alta y una camioneta que apenas estás pagando, tampoco lo sorprende tu casa de 4 alcobas que le queda grande a tu familia, y la cual debes ir abonando mensualmente por medio de una hipoteca.

19. Luego de varios meses preguntándote, se cansó de esperar y de pedirte su podadora. Se dio cuenta que la dañaste, así que compró un par el mes pasado, una para él y una para ti. No te preocupes, está en capacidad de comprarlas.

Siete profesiones que no temen al futuro

Artículo de Silvia Leal

¿Cuántas veces te has hecho ya las preguntas? ¿Cómo te afecta a ti la llegada del tsunami digital? ¿Supone una amenaza para la supervivencia de tu empresa? ¿Para tu puesto de trabajo? ¿Y para tu profesión?
Según los expertos de la Universidad de Oxford, el 47% de los puestos de trabajo que hoy conocemos están en riesgo de desaparecer. El 90% que permanezcan cambiarán radicalmente. Pero algunas profesiones están mejor colocadas que otras para salir reforzadas de esta transformación. Estos son algunos ejemplos de los oficios que no temen al futuro.

Óptico:

La Ley de ordenación de profesiones sanitarias (LOPS) establece que esta profesión tiene como foco fundamental “desarrollar las actuaciones dirigidas a la detección de los defectos de la refracción ocular, a la utilización de técnicas de reeducación, prevención e higiene visual y a la adaptación de ayudas ópticas”.
Dada nuestra creciente exposición a todo tipo de pantallas, parece lógico incluir a los ópticos entre las profesiones que no desaparecerán como resultado de la cuarta revolución industrial. Además, tras la llegada de la realidad aumentada (tecnología que superpone información digital sobre el mundo real), estos profesionales pronto podrían convertirse además en personal estratégico para muchas empresas.
¿Has oído hablar de las lentes de contacto iOptik? Fabricadas por la compañía óptica Innovega, proporcionan una capacidad multifocal que consigue que el cerebro pueda enfocar a corta distancia, manteniendo la larga al mismo tiempo. De esta forma, amplían el campo de visión y permiten proyectar imágenes mostrando, por ejemplo, la visión captada por un dron que sobrevuela el terreno. ¿Imaginas su potencial para el mundo militar? ¿Y para la automoción?
Así ve Emacula el futuro de la realidad aumentada con sus lentes.
Algo así puede marcar (y marcará) un antes y un después en muchos sectores de actividad. Sin embargo, su despegue tendrá que enfrentarse a las limitaciones humanas, porque nuestro cerebro no está preparado, lo que hace imprescindible mucho entrenamiento y control por parte de estos profesionales.

Historiador:

Como aclara la RAE, un historiador es un “especialista en historia”, un profesional que se encarga del estudio, interpretación y descripción del pasado de la humanidad. Vinculados por lo general al ámbito docente, su presencia y permanencia es para todos nosotros una cuestión de supervivencia porque, como dice la sabiduría popular, “el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla”.
En la actualidad, la realidad virtual permite recrear la historia con experiencias inmersivas imposibles de olvidar. Es importante aclarar que esta tecnología lleva ya décadas entre nosotros, siendo ahora cuando vive su proceso de democratización. Se lo debemos, entre otros, a personas como Morton Heilig, filósofo y realizador de cine que pensaba que una película debe convertir al espectador en parte de la escena. Su sueño le llevó a patentar en 1962 el Sensorama, un aparato que proyectaba imágenes en 3D mientras emitía un sonido envolvente y hacía vibrar el asiento al tiempo que lanzaba viento y olores.
Aunque Heilig no tuvo mucho éxito con su proyecto emprendedor, su trabajo permite hoy que se posible “revivir” la historia (no solo leerla o contemplarla) lo que re-abre enormes oportunidades a estos profesionales en campos tan diversos como el marketing, los servicios turísticos y, por supuesto, el ocio y entretenimiento.
Así se presentaba en los 60 el Sensorama de Morton Heilig, precursor de la realidad virtual.
Así se presentaba en los 60 el Sensorama de Morton Heilig, precursor de la realidad virtual.

Filósofo:

Hoy nadie se atreve a cuestionar el futuro de quienes deciden dedicar su carrera al mundo de la estadística y las matemáticas. Son perfiles muy demandados por proyectos de big data (herramientas de análisis de datos masivos) y la probabilidad de que algún día les falte trabajo parece ser realmente baja, por no decir imposible. Lo que muchos no saben es que el avance de la inteligencia artificial está sujeto precisamente a las aportaciones que llegan de la filosofía.
La inteligencia artificial es, en pocas palabras, la tecnología capaz de imitar los procesos del razonamiento humano: analizar, aprender, entender, comunicarse, decidir... Esta es la razón por la que su pleno desarrollo exige la presencia de profesionales que conozcan el funcionamiento de la mente humana y sean además capaces de replicarlo.
Gottlob Frege (1848-1925), padre de la lógica matemática y la filosofía analítica, dijo en su época: “Todo buen matemático es por lo menos mitad filósofo, y todo buen filósofo es por lo menos mitad matemático”, un pensamiento que vuelve a estar de actualidad.

Camarero:

China es un referente en materia de robotización, por lo que para presentar el futuro de esta profesión utilizaré el caso concreto de dos de sus restaurantes pioneros en la incorporación de camareros mecánicos.
El primero en contratarlos fue el Dalu Robot, un establecimiento especializado en el hot pot (caldero mongol). Lo hizo en 2010, anunciando la presencia de un equipo de camareros robots que no servían la comida, sino que se limitaban a acercarla a la mesa.
Los robots camareros tienen una capacidad de interlocución reducida, no más de 40 frases
Tres años más tarde, se anunció la apertura del Haohai Robot Restaurant, un establecimiento donde, a diferencia del anterior, trabajaban además en la cocina. Eran un total de veinte autómatas de aspecto androide que se encargaban de casi todo, desde la reserva de la mesa hasta de servir las bandejas. Tan solo necesitaban algo de ayuda para cortar la carne y la verdura.
Sin embargo, no todo era perfecto, dado que los robots tenían una capacidad de interlocución francamente reducida, puesto solo podían entender cuarenta frases. ¿Podría ser algo así el futuro de la restauración?
No, por ello no sorprende encontrar noticias como las protagonizadas recientemente por los restaurantes de la ciudad de Guangzhou (o Cantón): dado su bajo rendimiento, habían decidido despedir a los camareros-robot. Sus camareros mecánicos, que no pedían aumentos de sueldo ni hacían huelga, tenían serios problemas para servir sopa sin salpicar, chocaban continuamente unos contra otros y se averiaban muchísimo.
¿Estamos frente a un fenómeno aislado, o se trata de una muestra más de que es posible quitar el empleo a los robots sacando toda nuestra humanidad? Personalmente, me quedo con lo segundo.

Periodista:

Internet ha supuesto un enorme reto para esta profesión que al día de hoy aún vive rodeada de una gran dosis de incertidumbre. No obstante, cada vez somos más los que creemos que ya se está produciendo un claro punto de inflexión en la evolución de esta tendencia.
Un simple dispositivo móvil ya es más que suficiente para poder publicar una noticia en las redes, lo que ha desatado el fenómeno del periodismo ciudadano, escenario en el que son los propios ciudadanos los que asumen el rol de informadores. Este movimiento supuso un cambio radical de paradigma, democratizando la creación y difusión de contenidos, pero trajo también desafíos: ¿Cómo distinguir entre una noticia veraz y una falsedad? Es algo muy complicado, motivo por el que Facebook anunció recientemente que frenará “de forma agresiva” la difusión de noticias falsas en su plataforma.
La atención ha vuelto a girar sobre los medios con mayor credibilidad, responsables con su propia marca y con la firma de sus periodistas de las noticias que salen a la luz. Afortunadamente, ese es tan solo el principio de la revolución que ha empezado ya en esta profesión.
Con la llegada de la inteligencia artificial el contenido se podrá personalizar, lo que permitirá mejorar la experiencia del lector y, por supuesto, su fidelidad. Pero el periodista seguirá siendo el responsable de la información y la redacción, un contenido que después la inteligencia artificial podrá adaptar a las preferencias de cada uno de los usuarios.

Traductor:

Muchos estarán cuestionando esta elección. Como todos sabemos cada vez hay más aplicaciones que hacen traducciones automáticas inmediatas de forma gratuita. ¿Cómo puede ser que en un entorno así una profesión como la de traductor pueda seguir teniendo sentido?
Hay dilemas de traducción, por ejemplo en poesía o a la hora de captar ciertas intenciones en muchas obras literarias, que se escapan a lo que puede lograr una máquina. Un ejemplo claro (acertasen o no) lo hemos vivido en la última temporada de Juego de Tronos. El humor es otro de esos campos. Nos hace la vida más fácil, fortalece el corazón y nos protege de muchas enfermedades, habiéndose convertido en parte esencial de la comunicación humana. Por ello, para que las máquinas sean capaces de comunicar con total fiabilidad a dos personas, estas deberán ser capaces de identificar las bromas. Lo contrario, antes o después, podría llegar a suponer un peligro para los negocios y las relaciones humanas. Al fin y al cabo, ¿no tenemos ya enormes problemas de comunicación hablando el mismo idioma?
Wylis, después conocido como Hodor, planteó un serio problema de traducción al adaptar Juego de Tronos al castellano.
Wylis, después conocido como Hodor, planteó un serio problema de traducción al adaptar Juego de Tronos al castellano.
Este es el gran reto de la traducción y, en particular, de todos aquellos que están desarrollando aplicaciones para procesos de traducción simultánea, desafío que, de momento, no parece fácil de resolver porque el sentido del humor es algo muy personal. De esta forma, una broma que a una persona puede parecerle muy divertida a otra podría no hacerle ni pizca de gracia. Además, algo que en un momento dado puede ser gracioso, tan solo minutos después puede resultar no serlo y hasta convertirse en algo ofensivo. Si eres traductor, uno de los buenos, en el corto, el medio y, probablemente, en el largo plazo, trabajo no te va a faltar.

Abogado:

En contra de lo que muchos puedan creer, las tecnologías que forman el tsunami digital no son nuevas en absoluto. Lo que es nuevo es la velocidad a la que están entrando en nuestras vidas, lo que plantea un enorme desafío frente al ritmo de adaptación de los marcos legislativos. Para avanzar en la reflexión, utilizaré, a modo de ejemplo, el caso concreto de los drones.
El primero en controlar un vehículo aéreo de forma remota fue el ingeniero inglés Archibald Low, quien logró su sueño en 1917, de forma que estos aparatos llevan ya entre nosotros más de un siglo.
Los drones fueron concebidos para realizar tareas sucias, aburridas y peligrosas, y son capaces de registrar lo que el ojo no ve y de llegar a sitios a los que una persona no podría ni acercarse sin poner en riesgo su vida. Aunque su despegue fuera del mundo militar es parte de la historia más reciente, se espera que en 2025 el negocio de los servicios con drones comerciales alcance a nivel global la cifra de 8.700 millones de dólares.
Sin embargo se trata de equipos que traen también grandes retos a nuestra seguridad. Cada día son más frecuentes los incidentes con aviones comerciales, por lo que prácticamente han dejado de ser noticia para los medios de comunicación. A esto hay que sumar que son aparatos que se pueden hackear, suponiendo un grave peligro físico frente a nuestra integridad. Para terminar debo recordar además la preocupación de todos aquellos que se preocupan por su privacidad con preguntas como: ¿es posible proteger la intimidad? ¿Cómo puedo impedir que me graben? ¿Quién se responsabilizará de las grabaciones?
Hace falta un uso responsable, pero también la presencia de abogados que ayuden a resolver los conflictos que puedan surgir evitando así que todas estas tecnologías pasen algún día a convertirse en nuestro peor enemigo.
¿Sabes ya cómo te va a afectar todo esto? Recuerda que, como dice el refrán, “a río revuelto, ganancia de pescadores”, y si eliges bien tu profesión quizás no te tengas que volver a preocupar demasiado.
Silvia Leal es consejera y experta en inno-liderazgo y transformación digital. Doctora en Sociología y asesora de la Comisión Europea en competencias digitales, liderazgo y emprendimiento y directora del Programa en Dirección TIC & Innovación Digital de IE Business School. Es autora de los libros e-Renovarse o morir, Ingenio y Pasión e Ingenio, Sexo y Pasión (LID Editorial).

Si quieres enviarnos un artículo contáctanos en facebook o a Borja Montaño: @BorjaMontano